FallSkip es una aplicación biomecánica que asigna el riesgo de una persona a sufrir una caída atribuible a su estado funcional. Está compuesto por un IMU integrado en un dispositivo Android que analiza la respuesta biomecánica al realizar un protocolo modificado del Test “Timed up and Go” (TUG).

Es el resultado de los más de 40 años de experiencia del IBV en el ámbito de la investigación e innovación en tecnología sanitaria y personas mayores.

INNOVADOR

Sistema holístico basado en la valoración funcional de actividades cotidianas de la vida diaria

FIABLE

Validez y precisión con el respaldo científico y tecnológico del IBV

EFICAZ

Rapidez y sencillez de la prueba aplicable en cualquier contexto clínico

¿Por qué FallSkip?

LAS PROBLEMÁTICA DE LAS CAÍDAS EN LAS PERSONAS MAYORES

Un 30% de las personas mayores de 65 años y un 50% de las mayores de 80 años se caen al menos una vez al año. La mayoría de estas caídas tiene consecuencias clínicas como la fractura de cadera, cuyo coste medio del alta por paciente es de 8.365€, lo que supone millones de euros en gasto sanitario.

PERSONALIZACIÓN

Permite la segmentación objetiva del nivel de riesgo de cada paciente

EFICIENCIA

Posibilita el desarrollo de intervenciones clínicas preventivas y personalizadas

RENTABILIDAD

RENTABILIDAD

Reduce los costes de las intervenciones quirúrgicas y sociosanitarias vinculadas a las caídas